Coches rápidos y unas condiciones de invierno duras: ¡la combinación perfecta!

La segunda cita de la temporada del WRC de la FIA nos llevó a los bosques helados de Suecia y Noruega. Y si los paisajes eran impresionantes, ¡el rally lo fue todavía más!

Tras la emocionante primera carrera de Montecarlo, se esperaba que el duelo entre Ogier y Neuville se reanudara en Suecia. Pero las cosas cambiaron rápidamente. Las condiciones invernales fueron un desafío para todos los equipos, ¡convirtiéndose en un festival para los ojos de todos los asistentes! Tänak rápidamente tomó la delantera, dejando a Neuville justo detrás de él, mientras que Ogier perdió mucho tiempo cuando su coche se quedó atascado.

De principio a fin, el Rally de Suecia estuvo inundado por la multitud. Los entusiastas aficionados al rally sin duda se divirtieron enormemente, trayendo leña y comida para sus numerosas hogueras, viendo los saltos de los coches y disfrutando de algún que otro coche de rally que intentaba deshacerse de los bancos de nieve. Aunque el rally probablemente fue muy divertido para los espectadores, sin olvidar los grandes saltos en el Colin’s Crest, los desafíos invernales no debían subestimarse.

El bosque trajo nieve, hielo, barro e incluso gravilla en algunos puntos. Tras empezar con neumáticos con clavos para conquistar la nieve, los pilotos de rally estuvieron plenamente centrados en las diferentes condiciones de conducción. Las carreteras nevadas rápidamente se convirtieron en hielo y barro, cuestionando el agarre.

De la carretera a la orilla de la carretera: ¡los infames bancos de nieve! Conocidos por su dificultad pero a menudo utilizados para volver en la carretera, constituyen todo un desafío. Se trata de una línea fina incluso para el doble campeón del mundo de rallies, Marcus Grönholm, quien los experimentó de primera mano en su exclusivo regreso. Para él y los demás pilotos, las palas fueron imprescindibles, pero no todos tuvieron el mismo éxito. La merecida victoria fue para Ott Tanäk, que derritió la carretera gracias a un ritmo devastador.

¡Ahora, en busca de un poco de sol en el Rally Guanajuato en México!